Noticias

Las 7 formas como la kombucha te puede ayudar a adelgazar

Las 7 formas como la kombucha te puede ayudar a adelgazar

Beber kombucha a diario puede ser un aliado para perder peso. Solo debes seguir una regla simple: tómala cuando te apetezca. Mejora tu flora intestinal y facilita la pérdida de peso al mantener tu sistema digestivo en forma, mejorando las digestiones y regulando la ida al baño. La kombucha, rica en probióticos naturales, equilibra las bacterias en tus intestinos, procesando mejor los nutrientes y filtrando desechos eficientemente. También ayuda en las digestiones, reduciendo la hinchazón y la acidez gracias a sus enzimas y ácidos orgánicos. Además, su sabor único satisface los antojos de dulce con un bajo contenido de azúcar, siendo una alternativa saludable a los refrescos convencionales. Con sus burbujas naturales y su aporte nutritivo, la kombucha no solo recorta calorías, sino que también mejora tu bienestar general.

Una de las preguntas que más veces hemos respondido desde que en 2015 empezamos a elaborar y comercializar kombucha es si este té fermentado puede ayudar a la hora de adelgazar. El consumo regular de este té fermentado puede ser un aliado para perder peso. Según describe el estudio publicado el año 2000 por los investigadores Dufresne & Farnworth, esta bebida milenaria reduce la obesidad y regula el hambre. Incorporar kombucha a tu día a día es una tarea facilísima porque solo tienes que seguir una norma: servírtela cuando más te apetezca. En ayunas, potenciarás sus efectos probióticos. Con las comidas, su capacidad para ayudarte en las digestiones. Si quieres saber cómo y cuando es mejor tomar kombucha, te lo contamos en este artículo.

 

 

Beneficios de tomar kombucha para adelgazar

Dentro de los beneficios de tomar kombucha, estos son los 7 puntos por los que kombucha puede ser un compañero ideal en el proceso de adelgazamiento.
  1. Empecemos por una evidencia meridiana. Si tu microbiota mejora, te costará menos trabajo ir bajando peso. Mejorar tu flora intestinal tiene que ser tu meta si quieres reducir esos kilos y centímetros a los que quieres perder de vista. Es importantísimo tener el segundo cerebro, es decir el sistema intestinal, en forma para lograr llegar a la meta. Hacer bien las digestiones, ser más regular a la hora de ir al baño. Si las bacterias que habitan tus intestinos son saludables, procesarás mejor los nutrientes y filtrarás más eficientemente los desechos. Kombucha tiene probióticos naturales y este aporte hará que, si lo tomas a lo largo del día de forma constante, reequilibres las bacterias que viven en tu sistema digestivo.
  2. Mejora tus digestiones. Toma kombucha antes de una comida y te sentirás menos hinchado y experimentarás menos acidez. Uau, ¿y esto lo hace una bebida? Pues sí. La kombucha rebosa enzimas que son de gran ayuda a la hora de descomponer alimentos en el tracto digestivo haciéndolos más fáciles de absorber. Por otra parte, los ácidos orgánicos naturalmente presentes protegen contra intrusos como los parásitos, entre otros. La kombucha, además, contribuirá a mejorar el PH de nuestro sistema digestivo. Si tus digestiones no mejoran tomando kombucha revisa las contraindicaciones por si éste fuera tu caso.
  1. Kombucha estará a tu lado cuando tengas un antojo de azúcar. Su sabor, eminentemente dulzón, pero también avinagrado ácido, te dejará satisfecho cuando el deseo de tomar algo dulce aparezca en tu cabeza. La buena noticia es que Mun Kombucha, nuestra marca, apenas contiene azúcar. ¡La cantidad más baja de las kombucha elaboradas siguiendo el método tradicional y sin pasteurizar que puedes encontrar en el mercado! Todas nuestras variedades contienen menos de 1.8 gramos de azúcar cada 100 mililitros. Sólo el sabor Natural contiene los 1,8 gramos. Así pues, cuando bebas un sorbo de Mun Kombucha, casi casi no estarás ingiriendo azúcares. Los ácidos orgánicos y los taninos que contiene naturalmente kombucha también te echarán una mano. Desearás más el subidón que te da ese vasito de kombucha que el que te pueda ofrecerte un refresco, te lo aseguramos.
  2. ¿Un café? ¿Una cerveza? ¿Una copa de vino? No, ¡una kombucha por favor! Ya tienes una opción distinta para empezar el día, para acompañar a tu aperitivo, para acompañar tu comida o tu cena, para tomar a media tarde, para antes o después de practicar ejercicio, para compartir con amigos... Como ya hemos dicho, también contiene taninos y un poco de cafeína. Sabe distinto a todo lo que antes hayas probado, pero te aseguramos es tremendamente adictiva. Cuando pruebes sus burbujas y lo bien que te sienta, ya no habrá marcha atrás.
  3. Quédate con esta cifra: 8 veces menos azúcar que un refresco convencional e infinitamente más saludable que un refresco con edulcorantes artificiales. ¿No te parece una información estupenda? Haz el recambio e introduce un poco de kombucha en tu rutina diaria. Continuarás sirviéndote burbujas (se producen espontáneamente durante la fermentación) y te llenarás de nutrientes saludables en vez de calorías vacías. Recortarás calorías, sí, pero sobretodo ganarás salud, te lo aseguramos.
  4. Ese flash de energía que necesitas, llega con la kombucha. No, no tiene apenas azúcar. No, no tiene apenas cafeína. Pero cada vaso que tomas, te da un chispazo. Un chispazo que, a la vez que reduce tu estrés y los trastornos nerviosos y el insomnio, hará que afrontes tu día a día con muy buen humor. Mejora tu metabolismo, responsable de tener a punto hormonas que, entre otros, controlan el azúcar en sangre o la sensación de estar lleno; tiene bajo control la grasa corporal o la desintoxicación del organismo y el balance de las tiroides, estimula los sistemas glandulares, reduce la presión arterial, mejora el sistema inmune, detoxifica la sangre, ayuda en la desintoxicación hepática, incrementa la absorción de hierro... ¿Cómo no vas a ser un tú mejorado?
  5. Vale, el té apenas contiene fibra. Pero puedes mejorar la ingesta de esta si este té está fermentado, es decir, si se ha convertido en kombucha. Y es que, como probablemente habrás observado si has tomado alguna vez nuestra kombucha alguna vez, suele haber una substancia flotando en la botella. Esta substancia es el archifamoso SCOBY (Symbiotic Culture of Bacteria and Yeast) o madre de la kombucha. Está formado por capas y más capas de celulosa y, sin darte cuenta, vas consumiéndolo a cada sorbo. Se trata de una fibra insoluble que, dentro de tu sistema digestivo, irá eliminando desechos no digeridos y otras sustancias químicas nocivas. Esta fibra, además, te ayudará a controlar los niveles de azúcar en sangre.

No lo pienses dos veces. Encontrarás Mun Premium Kombutxa en 10 sabores distintos ultradeliciosos, ultrasaludables, ultradiferentes y ultraadictivos. ¡Te va a encantar conocerla!

Valores nutricionales de la kombucha

Los valores nutricionales de la kombucha pueden variar mucho de una marca a otra de kombucha. Las calorías presentes en la kombucha provienen del azúcar que ha quedado sin fermentar, o bien que algunos fabricantes han añadido para que tenga un sabor más goloso. Controlar los valores nutricionales de lo que ingieres te ayudará a adelgazar.

Nuestra recomendación es que te fijes siempre en las etiquetas, y que sobretodo leas los hidratos de carbono y el azúcar que tiene la kombucha. Deberías consumir kombucha que esté por debajo de los 2 gramos de hidratos de carbono por cada 100 ml.  En el mercado encontrarás algunas kombuchas con hasta 6 o 7 gramos de carbohidratos por cada 100 ml ¡esto prácticamente es un refresco tradicional!

 

¿Cuáles son las mejores kombuchas con menos azúcar para ayudarte a adelgazar?

Si quieres aprovechar al máximo los beneficios de tomar kombucha para adelgazar, ten en cuenta el nivel de azúcar de la kombucha que te vas a tomar. Mun Kombucha tiene los niveles más bajos de azúcar que cualquier kombucha elaborada en Europa no pasteurizada.

Este es nuestro ranking de las kombuchas con menos carbohidratos, ideales para mantenerte en forma y ayudarte a adelgazar:

MUN KOMBUCHA PREMIUM HIBISCUS

Hidratos de carbono: 0,21 g/100 ml

Azúcar: 0,09 g/100 ml

Total carbohidratos por botella: 0,52 g

 

MUN KOMBUCHA Not-Birra LEMON

Hidratos de carbono: 0,19 g/100 ml

Azúcar: 0,16 g/100 ml

Total carbohidratos por botella: 0,48 g

 

MUN KOMBUCHA Premium Verbena

Hidratos de carbono: 0,50 g/100 ml

Azúcar: 0,50 g/100 ml

Total carbohidratos por botella: 1,25 g

 

MUN KOMBUCHA Premium Flowers

Hidratos de carbono: 0,50 g/100 ml

Azúcar: 0,50 g/100 ml

Total carbohidratos por botella: 1,25 g

 

MUN KOMBUCHA Premium Green

Hidratos de carbono: 0,50 g/100 ml

Azúcar: 0,50 g/100 ml

Total carbohidratos por botella: 1,25 g

 

MUN KOMBUCHA Isotonic

Hidratos de carbono: 0,90 g/100 ml

Azúcar: 0,61 g/100 ml

Total carbohidratos por botella: 2,25 g

 

MUN KOMBUCHA Not-mojito

Hidratos de carbono: 1,40 g/100 ml

Azúcar: 1,20 g/100 ml

Total carbohidratos por botella: 3,5 g

 

MUN KOMBUCHA Premium Ginger

Hidratos de carbono: 1,60 g/100 ml

Azúcar: 1,60 g/100 ml

Total carbohidratos por botella: 4,00 g

 

MUN KOMBUCHA Premium Natural

Hidratos de carbono: 1,82 g/100 ml

Azúcar: 1,80 g/100 ml

Total carbohidratos por botella: 4,55 g

Mūn, la kombucha aliada del ayuno intermitente

Son muchas las dietas que la gente emprende para conseguir bajar peso. Las dietas hipocalóricas, donde existe una restricción de alimentos para conseguir consumir menos calorías, pueden ser efectivas a corto plazo para adelgazar, pero también pueden llevar al organismo a pensar que ese es el estado con el que tendrá que convivir y, frente a esto, está en un estado de constante ahorro.

La propuesta que cada vez recomiendan más especialistas es el ayuno intermitente, donde se deja de ingerir alimentos fuera de una ventana horaria. Existen distintos tipos de ayuno intermitente: de 12 horas, de 18, en días alternos... El problema viene en qué se puede o no consumir fuera de este período en el que el individuo se alimenta. Mūn Kombucha es una opción ideal para este periodo entre ventanas de alimentación.

Mun Kombucha no rompe el ayuno intermitente

Nuestras variedades apenas contienen azúcar residual gracias a nuestro sistema de elaboración, basado en la receta milenaria. Con este mínimo azúcar residual, nuestras kombuchas no tienen apenas calorías por lo que serían una opción ideal para los que apuestan por incorporar el ayuno a su vida cotidiana. Puedes leer más información sobre el ayuno intermitente en este post de nuestro blog.

Beneficios de la Kombucha en la Reducción de la Glucosa: Estudio de la Universidad de Sídney

En Mun Ferments, sabemos que el consumo de kombucha es más que una tendencia pasajera. Esta bebida milenaria, que ha perdurado por más de 2.000 años, ofrece beneficios directos a sus consumidores. Empezamos a elaborarla por salud y estamos convencidos de su aporte al bienestar diario.

Varios estudios han demostrado que la kombucha es beneficiosa para la salud, mejorando las lecturas de glucosa en sangre, colesterol y presión arterial. Recientemente, se publicó el primer informe sobre un ensayo controlado que evalúa los efectos de la kombucha en humanos.

El estudio, llevado a cabo por el Servicio de Investigación del Índice Glicémico de la Universidad de Sídney, involucró a 11 adultos sanos en un estudio cruzado, aleatorizado y controlado con placebo. Se examinaron las respuestas del índice glucémico y el índice de insulina tras una comida alta en hidratos de carbono acompañada de diferentes bebidas, incluyendo kombucha.

Los resultados mostraron que, mientras el consumo de agua de soda o refresco sin azúcar no afectaba significativamente la glucemia e insulina, la kombucha reducía considerablemente estas respuestas. Los investigadores sugieren que los polifenoles, ácidos orgánicos y microorganismos vivos en la kombucha, podrían ser responsables de atenuar la respuesta glucémica.

Diversidad en Kombuchas: No Todas son Iguales

Coincidimos con la conclusión del estudio de que los resultados no pueden aplicarse a todas las kombuchas, ya que varían según el té utilizado, las especies de bacterias y levaduras en el cultivo iniciador y las condiciones específicas de fermentación. En Mun Kombucha, destacamos por elaborar nuestra bebida siguiendo el método tradicional con ingredientes reales y ecológicos, y con el mínimo azúcar residual.

¿Te apuntas al reto Mun Kombucha de 24 días?

¿Qué te parecería convertir Mun Kombucha en tu aliada durante 24 días para conseguir bajar peso? Pues, no lo pienses dos veces y actúa. Encarga en nuestra tienda un Mix Pack de 24 botellas de 250 ml e incorpórala en tu día a día. Con una al día, tendrás suficiente para comprobar de primera mano el bienestar que proporciona.

Tómala cuando más te apetezca, pero, sobre todo, cuando tomarías un refresco cargado de azúcar o de edulcorantes artificiales o cuando el cuerpo te pida una bebida para el aperitivo, como un vermut o una cerveza, o una copita de vino para esa comida en compañía. Sus suaves burbujas y su sabor súper auténtico te ayudarán a olvidarte de tus antiguas costumbres y a incorporar nuevas.

Mun Kombucha apenas contiene azúcar residual, por lo que su aporte calórico es absolutamente irrisorio. Acompañando un plan de alimentación saludable adecuado a tus necesidades, te ayudará en el proceso de adelgazar y no podrás estar más feliz. Los probióticos naturales y las enzimas que contiene este té fermentado ayudarán especialmente a tu sistema digestivo. Tus intestinos estarán increíblemente felices y esto también repercutirá en tu estado de ánimo por la tremenda conexión que existe entre ambos. Asimismo, comprobarás los efectos de los ácidos orgánicos presentes que potencian la desintoxicación de tu organismo.

Comparte tus aventuras con el hashtag #perderpesoconmunkombucha. Estaremos encantados de seguir tu evolución y las metas conseguidas.

Y si te van los retos, quizás puede ser una buena idea para ti probar el DRY JANUARY. ¡Y aunque no sea enero, también será un buen mes para empezar!

Puede que te interese

Jengibre, la raíz que puede mejorar tu salud
Dónde comprar kombucha en Barcelona, en tiendas, supermercados, a granel y, ¡también online!