Recetas

Zanahorias Especiadas con Salsa de Coco Probiótica

Zanahorias Especiadas con Salsa de Coco Probiótica

La zanahoria es rica en vitamina A, la vitamina K y el potasio. Baja en calorías y alta en fibra dietética. Conocida por su color naranja brillante puede ser de otros colores, como blanco, amarillo, rojo y morado. Beneficios para la salud asociados al consumo de zanahorias:

Mejora de la visión gracias a la vitamina A, puede ayudar a prevenir la degeneración macular.

Reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares, por ser una buena fuente de potasio, que puede ayudar a reducir la presión arterial y disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Mejora de la digestión por su alto contenido de fibra dietética y prevenir el estreñimiento.

Protección contra el cáncer, contienen compuestos antioxidantes como el betacaroteno, que pueden ayudar a proteger contra el cáncer y otros tipos de enfermedades crónicas.

El coco es una fruta muy versátil y nutritiva, tropical originaria del sudeste asiático, pero que se cultiva en muchas regiones cálidas y tropicales de todo el mundo. El coco es rico en nutrientes, especialmente en ácido láurico, beneficioso para la salud del corazón y la inmunidad. También contiene fibra, vitaminas y minerales esenciales como hierro, magnesio y potasio. Y es rico en grasas saludables, que pueden ser beneficiosas para la salud del cerebro y la piel. La pulpa de coco se puede utilizar fresca o seca y molida en harina de coco para hornear productos sin gluten, se puede rallar para hacer bebida vegetal de coco, picar o moler para elaborar muchos platos asiáticos, caribeños y occidentales, y para otros productos, desde bebidas, salsas, postres. El agua de coco es rica en electrolitos y baja en calorías, lo que la hace una bebida refrescante y natural ideal para los deportistas para reponer los nutrientes perdidos durante el ejercicio o la actividad física intensa y los que buscan hidratarse de manera saludable. Además, el aceite de coco es otro producto popular derivado del coco, y se utiliza ampliamente en la cocina en el cuidado personal, como cremas hidratantes y champús, debido a sus propiedades hidratantes y suavizantes para la piel y el cabello.

La GINGER Kombucha es absolutamente natural, sin pasteurizar ni filtrar, con agua, azúcar de caña, té verde, zumo de jengibre y jugo de manzana, de producción ecológica y una colonia de bacterias y levaduras conocida como SCOBY (Simbiótico de Bacterias y Levaduras). Con burbuja surgida espontáneamente durante la segunda fermentación dentro de la botella. La GINGER Kombucha se distingue de la kombucha pasteurizada, que ha sido sometida a un proceso de calentamiento para matar las bacterias y levaduras presentes. La kombucha de jengibre fermentada de manera tradicional contiene bacterias vivas y levaduras beneficiosas, así como enzimas y ácidos orgánicos, que tienen efectos beneficiosos para la salud, mejora la digestión, apoyo al sistema inmunológico y reduce el estrés oxidativo en el cuerpo.

Nuestro GINGER Kombucha recuerda a la sidra, con una boca amplia y sedosa y un buen equilibrio. Tiene un buen maridaje con los pescados, tanto azules como blancos y con el marisco. Es ideal para tomar con sushi. También es fantástica con carnes rojas a la parrilla.

Las zanahorias especiadas son un excelente acompañamiento para cualquier plato principal o se pueden disfrutar solas como un aperitivo saludable. Las especias le dan un sabor adicional a las zanahorias, mientras que la lima agrega un toque refrescante.

Ingredientes

  • 1 manojo de zanahorias
  • Aceite de oliva
  • 1 lata de leche de coco
  • 1 taza de GINGER Kombucha (Manzana-Jengibre)
  • 250 g de anacardos hidratados durante una hora
  • 1 rodaja de jengibre pelado
  • 1 cucharada de sal marina
  • Zumo de una lima
  • Ralladura de lima
  • 1 puñado grande de cilantro fresco

Para los condimentos

  • 45 g de anís estrellado
  • 35 g de semillas de cilantro
  • 35 g de semillas de hinojo
  • 25 g de canela en rama
  • 20 g de sal marina
  • 10 g de pimienta rosa
  • 15 g de pimienta negra
  • 1 cucharada de azúcar de coco

Tiempo
7 minutos de preparación
35 minutos de horneado

kcal/100g
Kcal

Precio estimado por ración 100g

Elaboración

  1. Precalienta el horno a 160ºC.
  2. Para hacer la mezcla de especias, pon todos los ingredientes de los condimentos en la jarra de la batidora y procesa con el programa de frutos secos hasta que estén bien mezclados y triturados.
  3. Limpia y pela las zanahorias y ponlas en una bandeja para hornear.
  4. Añade un buen chorro de aceite y 1-2 cucharadas de la mezcla de especias.
  5. Mezcla bien hasta que las zanahorias estén bien cubiertas.
  6. Hornea las zanahorias durante 30-35 minutos o hasta que estén tiernas y doradas.
  7. Mientras se hornean las zanahorias, prepara la salsa de coco probiótica.
  8. En la jarra de la batidora, mezcla la leche de coco, la GINGER Kombucha, los anacardos, el jengibre pelado, la sal marina y el zumo de lima.
  9. Bate hasta conseguir una textura suave y cremosa.
  10. Agrega la ralladura de lima y el cilantro a la salsa de coco y mezcla bien.
  11. Sirve las zanahorias horneadas con la salsa de coco probiótica encima y decora con más cilantro fresco.

¡Que disfrutes de esta deliciosa y saludable receta!

 

Cristina Manyer

Cristina Manyer
5/5 - (1 voto)

En lire plus

Queso vegano de albahaca fermentado con kombucha
Gazpacho Probiótico con GREEN Kombucha